Algunas veces que se está presentando una propuesta de diseño, recibimos comentarios y retroalimentación de nuestros clientes,  es posible que sea complicado entender estos comentarios puesto que el cliente habla en su lenguaje y nosotros en el nuestro, por ejemplo:  el cliente puede decir la botonera es roja y no me gusta, lo que quiere decir que el menú de navegación tiene un color rojo, el cual es el color corporativo, pero al cliente no le gusta.

Para develar más facilmente lo que el cliente quiere decir existe esta herramienta llamada Redmark,  la cual permite que el cliente suba la imagen que le enviamos con el diseño y haga notas señalando con flechas las zonas a las que hace referencia.