vía: el espíritu de los cínicos