Hechas por este muchacho de Chicago, Ray Frender