Es importante saber cual es la diferencia entre un objetivo y una tarea del usuario, lo ideal es tomar decisiones de diseño basados en los objetivos más que en las tareas porque el objetivo está mucho más relacionado con la necesidad del usuario o del cliente, las tareas en cambio son una serie de pasos que debe completar para cumplir el objetivo y la mayoría de veces es un tema forzado casi siempre por limitaciones tecnológicas, tiempo, espacio, personas o dinero.

Usted simplemente no puede crear buenos diseños siguiendo reglas desconectadas de los objetivos y necesidades de los usuarios de su producto. – Alan Cooper

En su libro About Face 3, los fundamentos del diseño de interacción, Alan Cooper trae un ejemplo interesante para diferenciar objetivos y tareas de un usuario.

Supongamos que una persona quiere viajar de St louis a San Francisco y  como objetivos tiene viajar rápido, cómodo y seguro.
134
Si nos remontaramos a 1850, un colono debería viajar en una diligencia (carreta con cubierta tirada por caballos) esto para suplir los objetivos de rapidez y comodidad y para la seguridad debería llevar un rifle.
pexels-photo
Hoy un hombre de negocios puede hacer este viaje en avión rápida y comodamente, por razones de seguridad debería dejar el rifle en su casa 🙂

Los objetivos del colono y el hombre de negocios son los mismos, pero lo que han cambiado son sus actividades y las tareas que tienen que realizar debido a cambios tecnológicos y culturales.

Objetivos

  • Viajar rápido
  • Viajar cómodo
  • Viajar seguro

Tareas del colono:

  • Ensillar caballos y poner herraduras
  • Llevar comida y agua para varios días de viaje
  • Limpiar y cargar el rifle

Tareas del hombre de negocios:

  • Comprar pasaje con su smartphone
  • Pedir Uber con su smartphone para viajar de casa al aeropuerto
  • Hacer check-in con su smartphone

Diseñar una aplicación o software solamente basados en las tareas hace que corramos el riesgo de diseñar basados en una tecnología anticuada o elegir un modelo que cumple los objetivos de la empresa pero no de los usuarios. Mirar através del lente de los objetivos permite apalancarse en la tecnología disponible para eliminar tareas irrelevantes y ser mucho más directo y eficiente en las actividades.